Current Issue | No. actual
Archives | Archivos
Advisory Board | Consejo editorial
Submissions | Entregas
About | Objetivos
Contact | Contactos
Call for Papers | Pedido de ensayos

 

Home | Inicio
A Contracorriente: Introduction, Vol.1, No. 1

A Contracorriente: verdad e historia

Héctor Jaimes

North Carolina State University

Un hombre listo dio una vez en pensar que los hombres se hundían en el agua y se ahogaban simplemente porque se dejaban llevar de la idea de la gravedad. Tan pronto como se quitasen esta idea de la cabeza, considerándola por ejemplo como una idea nacida de la superstición, como una idea religiosa, quedarían sustraídos al peligro de ahogarse. Ese hombre se pasó la vida luchando contra la ilusión de la gravedad, de cuyas nocivas consecuencias le aportaban nuevas y abundantes pruebas todas las estadísticas. Este hombre listo era el prototipo de los nuevos filósofos alemanes.

Carlos Marx y Federico Engels, La ideología alemana

Más allá del relativismo del lenguaje que los sofistas llevaron a su máximo extremo, y que filósofos como Frege, Wittgenstein y Russell trataron de superar al buscar un matrimonio forzado con la precisión de la lógica, la historia de los seres humanos--por ser tan concreta y determinante--se nos presenta como la disolución de todo relativismo discursivo: lo que en el lenguaje parece ambiguo o aparece ambiguamente, en la realidad (histórica) se determina su concreción y su verdad. En este sentido, los problemas dejan de ser posibles, y se convierten en problemas reales. Sin embargo, es en ese viaje hacia el relativismo discursivo (e inclusive artístico) donde la moral burguesa, fundada en el siglo XIX, hizo expresión y concepción de la estética y de lo estético. Superar esa moral burguesa ha sido la lucha de buena parte de la humanidad en estos últimos 150 años. Pero superar esa vieja moral no implica dejar de ser estéticos sino dejar de ser burgueses; no se trata de hacer reproducciones simples y propagandísticas de la realidad, sino de reconocer que todo discurso y que toda manifestación cultural tiene sus raíces en la realidad concreta de los seres humanos, y más aún: en su historia. Tampoco se trata de una historia meramente en el plano discursivo, sino en el plano real; de una historia que prevalece más allá de la capacidad amnésica de los centros de poder; de una historia que es inmanente a la identidad cultural y a toda concepción progresista del Hombre. Así, A Contracorriente: Una revista de historia social y literatura de América Latina intenta superar el relativismo discursivo que ha predominado en la investigación académica sobre América Latina, e insertarse en la “verdad” e “historia” de las culturas, literaturas y procesos políticos actuales. Difundir una excelente contribución en ese sentido, por mínima que sea, es el trabajo que trataré de desempeñar como su co-editor.